Testimonial


VIEW

26-06-14

El FMI y la Comisión Europea se han mostrado partidarios de imponer una tasa a los soñadores en numerosas ocasiones. Eso sí, ésta no afectaría a aquellos que sueñen con los triunfos de La Roja o de Rafa Nadal. Al menos es lo que ha transmitido el presidente de Baleares, José Ramón Bauzá. “Debemos imponer una mayor carga fiscal sobre aquellos sueños que fomenten las aspiraciones personales e inciten a anhelar un mayor nivel de vida o un futuro mejor”, manifestó ayer Bauzá en un desayuno informativo. “Los sueños colectivos relacionados con el deporte no deberían tributar ya que al fin y al cabo se trata de logros ajenos. Que la ciudadanía viva esas aspiraciones como propias solo es producto de sus limitaciones intelectuales. Podemos cobrarles por soñadores, pero no por tontos”.

Marcos H.

Back